Acción y Reflexión para el Desarrollo Personal y/o Profesional

“Lo esencial no es el avión, lo esencial es volar”

En nuestro tiempo, momento de crear algo nuevo, es fundamental la capacidad/habilidad de Reflexionar y Actuar en relación a  nuestro propio Desarrollo Personal y Profesional. Como interpretaba Eduardo (“lustrabotas” en el aeropuerto internacional de Bogotá), si seguimos paralizados, esperando que otros lo resuelvan, nos iremos apagando poco a poco. Tiene más valor una idea que lo que se produce con ella. Lo esencial no es el avión, lo esencial es volar.

“Nos hemos quedado sin ideas. Vivimos el origen de una Nueva Era, un nuevo modelo económico impulsado con vientos desconocidos. Los que entiendan que es tiempo de veleros y no de lanchas motoras, sobrevivirán, crecerán y serán mucho más eficientes. Los que escuchen a esos dirigentes perdidos que cambian sus previsiones una y otra vez, que esperan un salvavidas o una subvención, lo pasarán francamente mal.”

La pregunta, que muchos nos hacemos, es si cualquiera puede resolver esta situación o si, por el contrario, hacen falta unas competencias básicas. La realidad apunta a la segunda opción, aunque la buena noticia es que muchas de esas competencias se pueden adquirir a través de hábitos incorporados mediante el entrenamiento, la formación y/o el coaching…¡qué más da!

  • EQUILIBRADOS. Los expertos señalan la Auto-Regulación como una de las competencias básicas. Lo importante es ser capaces de construir nuestro propio conocimiento, fijando metas y objetivos de aprendizaje y siguiéndolas día a día.
  • TECNÓLOGOS. Las personas con dificultades con la tecnología, los que piensan que las telecomunicaciones no son para ellos o que ya aprenderán cuando sea necesario, deben descartar la Gestión del Negocio.
  • AUTOMOTIVADOS. Los gestores de empresa deben ser personas inasequibles al desaliento y con gran resistencia al estrés. Perfectamente orientados al logro y alineados en todo momento con los objetivos que tienen que cumplir, sus ganas de obtener resultados serán el motor que les impulse a finalizar sus proyectos.
  • RESPONSABLES y ORGANIZADOS. Los problemas del “día a día” exigen puntualidad y seriedad. Los clientes, internos o externos, asignan trabajos y tiempos a los directivos y estos deben cumplirlos sin excusas ni demoras. Un cronograma ayudará a estos directivos a organizar sus jornadas de trabajo, ayudándoles a aprovechar su tiempo.
  • PARTICIPATIVOS. Los directivos deberán plantear todas sus dudas “en vivo y en directo”, en las reuniones, que es el auténtico corazón del equipo. Internet/Intranet, y muy especialmente las redes sociales, fomentan la colaboración entre directivos y colaboradores y hacen más viva la gestión; pero es necesario participar en ella activamente.
  • COMUNICACIÓN. Las nuevas tecnologías exigen una comunicación precisa, madura, casi casi profesional. La ortografía queda más expuesta que nunca, como también la expresión escrita. La capacidad de análisis y de síntesis, resultan imprescindibles en unos directivos que deben buscar entre ingentes cantidades de información.
  • COLABORATIVOS. Debemos ser capaces de de repartir tareas en un grupo, asumiendo, si llega el caso, el papel de líder para tomar decisiones y dirigir un trabajo  o un proyecto; pero, también, hay que ser capaz de pasar a un esquivo segundo plano cuando el equipo así lo necesita.
  • AMIGOS de la CRíTICA. En estos entornos, abiertos y participativos, la crítica surge rápida y hay que saber asumirla. Pero debe ser una crítica positiva, que abra el debate y permita mejorar lo expuesto; una crítica que invite a la reflexión.
  • MULTITAREA. No hay vuelta atrás. Los directivos tendrán abiertas varias opciones mientras analizan y deciden. Informaciones “abiertas” se alternan con informaciones “cerradas”, con documentos estratégicos y con mensajes operativos recién enviados.
En definitiva, un directivo actual necesita habilidades y actitudes que le ayuden a romper barreras que la realidad ya ha roto.
 
¡Saludos y Energía Positiva!
Anuncios

Un abrazo a tu corazón

LA GENTE LLEGA A NUESTRAS VIDAS.

A:- POR UNA RAZÓN
B:_ POR UN TIEMPO
C:_O PARA TODA LA VIDA.

Cuando descubras cuál es la condición de cada uno, sabrás que hacer con cada persona.
Cuando alguien está en tu vida por una RAZÓN, generalmente es para resolver una necesidad que tu has expresado. Han venido a asistirte con una dificultad, para proveerte de la dirección o de una ayuda. Para ayudarte físicamente, emocionalmente o espiritualmente.
Aparecen como un DON del CIELO, Y LO SON… Están allí por la razón que necesites. Entonces, sin hacer nada malo, esta persona dirá o hará algo que finalizará la relación.
Unos mueren, otros se mudan lejos y algunos hacen o actúan de cierta forma que nos fuerzan a alejarnos de ellos.

Debemos pensar que ya han resuelto nuestras necesidades, que nuestro deseo está satisfecho, su trabajo ya está hecho.
Nuestra oración ha sido contestada y es hora de moverse.

Cuando la gente viene a nuestras vidas por UN TIEMPO, es porque su llegada hemos compartido, crecido y o aprendido algo. Ellas nos han dado una experiencia de paz o una sonrisa. Pueden enseñarnos algo que jamás hayamos hecho. Generalmente nos han dado una cantidad increíble de alegría. Créanlo, pero solamente por un tiempo.

Las relaciones de TODA LA VIDA nos enseñan lecciones para toda la vida; cosas que debemos saber para construir y tener una fundación emocional sólida.

Nuestro trabajo es darle valor a la lección:

 
AMAR A LA PERSONA Y PONER EN PRÁCTICA LO QUE HEMOS APRENDIDO EN LAS DEMÁS RELACIONES Y EN TODAS LAS ÁREAS DE NUESTRA VIDA. 
(Desconozco Autor)
 
Reflexión
Sea por una razón, por un tiempo o para toda la vida, de todas las personas con las que nos encontramos y compartimos en este diario existir aprendemos algo(de nosotros mismos), estemos conscientes de ello o no. Por este motivo sea, lo que sea que vivamos junto a ella, en cualquier circunstancia, agradezcámosle por haber cumplido su parte del trato en nosotros, rescatemos la lección aprendida y pongámosla en práctica como recomienda el autor y sigamos adelante en nuestro proceso de crecimiento, maduración y evolución, rumbo a la paz y a la felicidad, interior.
 
 

EL ARTE DE LA OBSERVACION

 

El discípulo llegó hasta el maestro y le dijo: Guruji, por favor, te ruego que me impartas una instrucción para aproximarme a la verdad. Tal vez tú dispongas de alguna enseñanza secreta.

Después de mirarle unos instantes, el maestro declaró: El gran secreto está en la observación. Nada escapa a una mente observadora y perceptiva. Ella misma se convierte en la enseñanza.

-¿Qué me aconsejas hacer?

Observa -dijo el gurú-. Siéntate en la playa, a la orilla del mar, y observa cómo el sol se refleja en sus aguas. Permanece observando tanto tiempo como te sea necesario, tanto tiempo como te exija la apertura de tu comprensión.

Durante días, el discípulo se mantuvo en completa observación, sentado a la orilla del mar. Observó el sol reflejándose sobre las aguas del océano, unas veces tranquilas, otras encrespadas. Observó las leves ondulaciones de sus aguas cuando la mar estaba en calma y las olas gigantescas cuando llegaba la tempestad. Observó y observó, atento y ecuánime, meditativo y alerta. Y así, paulatinamente, se fue desarrollando su comprensión. Su mente comenzó a modificarse y su consciencia a hallar otro modo mucho más rico de percibir.

El discípulo, muy agradecido, regresó junto al maestro.

¿Has comprendido a través de la observación? -preguntó el maestro.

-repuso satisfecho el discípulo-. Llevaba años efectuando los ritos, asistiendo a las ceremonias más sagradas, leyendo las escrituras, pero no había comprendido. Unos días de observación me han hecho comprender: El sol es nuestro ser interior, siempre brillante, autoluminoso, inafectado. Las aguas no le mojan y las olas no le alcanzan; es ajeno a la calma y la tempestad aparentes. Siempre permanece, inalterable, en sí mismo.

Ésa es una enseñanza sublime -declaró el gurú-, la enseñanza que se desprende del arte de la observación.

"Todos los grandes descubrimientos se han derivado de la observación diligente. No hay mayor descubrimiento que el del Ser. Observa y comprende".

Dar y Recibir strokes

 

Si bien puede ser difícil ofrecer strokes de un modo natural y auténtico, probablemente también tiene su dificultad recibir strokes de una manera relajada. Esto se hace más difícil cuando no se está acostumbrado a recibirlos, tal vez porque en la cultura en la que usted se mueve no es tradición admitir strokes. Por ejemplo, si le alaban su trabajo, un empleado replica: “Cumplo con mi deber."

 

El siguiente ejercicio está diseñado para grupos de personas que se conocen los unos a los otros, para ayudarles a funcionar mejor cuando estén juntos

 

Objetivo:  Practicar el dar y recibir strokes, con el fin de tener una mejor comprensión de los aspectos sobre los que a los demás les gusta que les dediquen strokes, y para perder algunos de sus reparos al recibirlos.

 

 

Qué hacer:

 

Formen dos círculos, uno dentro del otro, de modo que los del círculo interior ("A") estén de frente a los del círculo exterior ("B").

 

1. Los componentes de "A" tienen que ofrecer un stroke positivo auténtico a la persona que tengan enfrente, del círculo "B".

 

2. La persona de "B" tiene que responder: "Gracias, yo también creo que soy bueno en…" y completar la frase con una repetición del stroke ofrecido por "A".

 

3. Luego sigue "B" añadiendo otro stroke positivo de sí mismo que complete el que "A" ha propuesto, siguiendo el esquema de: "Y además creo que también soy bueno en…" Los componentes de "B" deberán añadir algo personal por lo que sinceramente crean que merecen un stroke.

 

(Advierta que los strokes de los puntos 2 y 3 pueden referirse a cualquier cosa, talento, éxitos, actuaciones, habilidades, aspecto, actitud, personalidad, cualquier cosa que realmente merezca la pena.)

 

4. Se repite esta actividad a la inversa. Esta vez "B" empieza alabando a "A" y éste dice: "Gracias", repite el stroke y añade algo de su cosecha.

 

5. Al terminar, los componentes de "A" se desplazan un lugar hacia la izquierda para ponerse frente a otra persona de "B" y repiten los pasos del 1 al 4 del ejercicio.

 

6. "A" se desplaza hacia la izquierda para ponerse frente a otra persona de "B" y repite el ejercicio, y así sucesivamente hasta que todos los componentes del círculo exterior hayan hablado con todos los del círculo interior, por lo menos una vez. Si disponen de mucho tiempo, es mejor tratar con cada uno varias veces.

 

TRUCOS PARA MEJORAR LAS HABILIDADES SOCIALES (1)

 

1) DISCO RAYADO:

 

Repetimos insistentemente las frases de nuestras solicitudes o negativas.

 

ejemplo:

 

Entiendo, pero no me interesa… le he comprendido pero no lo voy a comprar…quizás, pero aún no sé si lo quiero

 

 

2) PERO

 

Se reconoce la primera parte de verdad que existe en lo que nos dice la otra persona que supuestamente intenta manipularnos, y a pesar de ello mantenemos nuestra postura.

 

ejemplos:

 

– Es posible que sea egoísta, pero…

– Tienes razón, pero lo haré cuando yo decida…

– Es cierto que me visto de una forma extraña, pero…

 

 

3) INFORMACIÓN MÚTUA

 

Prestamos atención a lo que nos dicen (escuchamos mirando a los ojos, haciendo señales de estar captando, etc.) y despés damos por nuestra parte una información distinta (turno).

 

 

4) ASERCIÓN NEGATIVA

 

Es una forma de reaccionar ante una crítica justa, sin dar sin embargo demasiadas excusas o justificaciones.

 

ejemplos:

 

– has hecho la tarea demasiado lento..

– la verdad es que podía haberla hecho más rápido, es cierto, lo siento.

 

 

5) INTERROGACIÓN NEGATIVA

 

Es útil para conocer algo de los sentimientos o ideas de los demás, facilitando la comunicación cuando la otra persona nos critica.

 

ejemplos:

 

Qué tiene de malo que vaya al cine?

– Qué defecto le encuentras a mi forma de vestir?

– Qué te molesta de mi forma de hablar?

 

 

6) REPETIR LO QUE SIENTE LA OTRA PERSONA

 

Se repite lo dicho por la otra persona, sin mostrar acuerdo alguno en lo que se dice.

 

ejemplo:

 

– Ya sé que para ti es muy importante que te preste dinero, pero..

 

 

7) PARAFRASEAR

 

Se comenta expresivamente lo que nos dice el otro en un tono similar y expresando nuestra opinión verdadera. También se llaman afirmaciones paradójicas, porque en vez de sentirnos mal por algo hacemos gala de ello como algo natural.

 

ejemplo:

 

– Es que llevas esos zapatos para parecer más alta?

– Te sentirías muy bien si te dijera que sí?

 

Taller Habilidades Directivas: Conclusiones y Compromisos

Taller de Habilidades Directivas, in company, para el equipo directivo (¡estaban todos!) de una empresa de distribución con problemas de clima laboral.
¡Trabajamos duro, nos divertimos e hicimos propuestas!
 
QUÉ HACEMOS, QUE TENEMOS QUE SEGUIR HACIENDO:
 
  • Escuchar a nuestros colaboradores
  • Marcar objetivos a todos los niveles
  • Promocionando e incentivando al personal
  • Que consigan los objetivos marcados por la empresa
  • Reconocer y valorar los trabajos de tus colaboradores
  • Formación al personal, con el fín de la promoción
  • Delegar aquellas tareas que, una vez realizado el curso, comprobamos que se pueden mejorar en la forma de delegar
  • Dar valor al trabajo realizado y transmitirlo
  • Confiar en las responsabilidades dadas y delegadas
  • Establecimiento de fines y objetivos claramente concisos, de lo que se pretende con la política que lleva a cabo la empresa
  • Relaciones personales con los trabajadores favorable para conocimiento profesional/personal
  • Vía de información límpia y continua
  • Dirigir con estilo participativo
  • Vincular al equipo a la consecución de objetivos
  • Mantener el dialogo con el equipo

QUÉ HACEMOS, QUE DEBERIAMOS DEJAR DE HACER:

  • Escuchar a los que No Quieren y No Pueden
  • Ir cambiando la política de austeridad en cuanto a remuneraciones salariales
  • Actuar antes de planificar
  • Delegar mal las tareas
  • En las negociaciones de convenio se premia "promociones" sin negociación previa
  • Ver los problemas como un bloque, ver desde lejos y analizando individualmente
  • La inflexibilidad y encasillamiento del personal que sabe de esa misma estructura rígida, sin poder atender los cambios del mercado
  • Proteger en exceso a los "alaboradores"
  • Hacer tareas que debería realizar un colaborador
  • Dejarnos llevar por los problemas del momento y su solución inmediata, sin pararnos a plantear las diferentes soluciones
  • Sentirnos como personas que tienen que hacerlo todo y controlar todo
  • Pensar que está todo hecho

QUÉ NO HACEMOS, QUE DEBERIAMOS HACER:

  • Analizar a nuestros colaboradores desde sus capacidades y actitudes
  • Tratar a los colaboradores con diferentes estilos de liderazgo, en función de ellos
  • Delegar más para disponer de más tiempo dedicado al análisis y la planificación
  • Primar y mejorar las acciones y consecuciones en el trabajo
  • Conocer más y mejor a los integrantes de nuestro equipo
  • Aplicar distintas formas de dirección a distintas personas, según su motivación y cononocimiento
  • Objetivos claros y definidos con el personal
  • Motivar al personal mediante delegación de funciones
  • Formar más al personal y darles nuevos retos
  • Análisis de las personas que haga posible la asignación de funciones para las cuales puedan ser más útiles
  • Hacer una visión global de la situación
  • Reconocer y alabar los resultados
  • Análisis del equipo, mejorar las relaciones y conocer a nuestros colaboradores.

De verdad, como consultor/formador/facilitador me siento muy satisfecho del trabajo realizado: ¡Estoy convencido que el Clima Laboral va a mejorar!

 

Hay que replantearse la vida, amigos !!!!‏

Un hombre de negocios norteamericano estaba en el embarcadero de un  pueblecito costero de México cuando llegó una barca con un solo tripulante y  varios ATUNES muy grandes.

El norteamericano felicitó al mexicano por la calidad del pescado y le  preguntó cuánto tiempo había tardado en pescarlo.

El mexicano replicó: Oh! Sólo un ratito.

Entonces el norteamericano le preguntó por qué no se había quedado más  tiempo para coger más peces.

El mexicano dijo que ya tenía  suficiente  para las necesidades de su familia.

El norteamericano volvió a preguntar: ¿Y qué hace usted entonces con el resto de su tiempo?

– El mexicano contestó: – Duermo hasta tarde, pesco un poco, juego con mis hijos, duermo la siesta con mi mujer, voy cada tarde al pueblo a tomar  unas copas y a tocar la guitarra con los amigos. Tengo una vida  plena y ocupada, señor.

– El norteamericano dijo con tono burlón:  – Soy un graduado de Harvard y le podría echar una mano. Debería  dedicar  más  tiempo a la pesca y con las ganancias comprarse una barca más  grande.  Con  los beneficios que le reportaría una barca más grande, podría  comprar  varias  barcas. Con el tiempo, podría hacerse con una flotilla de barcas  de  pesca. En vez de vender su captura a un intermediado, se la podría  vender al  mayorista; incluso podría llegar a tener su propia fábrica de conservas. Controlaría el producto, el proceso industrial y la comercialización.  Tendría que irse de esta aldea y mudarse a  Ciudad de  México, luego a Los Ángeles y finalmente a Nueva York, donde  dirigiría  su propia empresa en expansión.

– Pero señor, ¿cuánto tiempo tardaría todo eso?

– De quince a veinte años.

– Y luego ¿qué?

– El norteamericano soltó una carcajada y dijo que eso era la mejor  parte:

– Cuando llegue el momento oportuno, puede vender la empresa en  bolsa  y hacerse muy rico. Ganaría millones.

– ¿Millones, señor? Y luego ¿qué?

– Luego se podría retirar. Irse a un pequeño pueblo costero donde  podría  dormir hasta tarde, pescar un poco, jugar con sus nietos, hacer  la  siesta  con su mujer e irse de paseo al pueblo por las tardes a tomar  unas copas  y tocar la guitarra con sus amigos.

– Bueno, pero eso es lo que hago ahora señor ¿Por qué tengo que esperar  veinte años?

Un mundo sin quejas‏

CAMBIA LA FORMA DE VER LAS COSAS, Y LAS COSAS CAMBIARÁN DE FORMA.

Si algo no te gusta, cámbialo. Si no puedes hacerlo, cambia tu actitud No te quejes.

CAMBIA LA FORMA DE VER LAS COSAS, Y LAS COSAS CAMBIARÁN DE FORMA.

En Julio del 2006 Will Bowen propuso a su comunidad "El reto de los 21 días" con el propósito de ayudar a eliminar cualquier rastro de queja o lamento y sus nocivas consecuencias para el individuo.

Su propuesta fue muy simple: “Te colocas una pulsera morada con la leyenda UN MUNDO SIN QUEJAS y lo mantienes durante 21 días sin emitir ningún tipo de queja o crítica”; así sea "me duele la cabeza" o "nada me está saliendo bien".

Si durante este periodo emites algún lamento, debes cambiar la pulsera de muñeca y volver a empezar. La mayoría de los participantes logró superar este reto, pero les tomó un mínimo de 5 meses, un tiempo que evidencia la presencia de la cultura de la queja en nuestras vidas.

Un reto que cambiará tu vida y la de tus semejantes.

Ahora te estamos proponiendo asumir este reto de 21 días sin quejas, sin críticas y sin chismes… si lo logras, habrás hecho de tu vida un paraíso sin enfermedades. Tendrás mejor ánimo, menos dolores, relaciones más favorables, mayor autoestima, etc. Serás una persona más feliz y armoniosa.

¿Crees que puedes aceptar el reto?

Seis millones de personas ya lo han logrado desde 2006 cuando Will Bowen lanzó esta campaña en EEUU. Cada día se suman más personas para lograr un mundo mejor. México ya tiene una organización para apoyar "Un mundo sin quejas"

Muchas personas decían que no se quejaban demasiado, pero con el ejercicio se dieron cuenta que lo hacían unas 20 veces en promedio al día.

Quejarnos se ha convertido en una Pandemia.

¿Has notado que siempre hay algo de que quejarse? El clima, el tránsito, la inseguridad en las calles, las mentiras de los políticos, la salud, el dinero que no alcanza, etc., etc. Lo único que ganamos con la QUEJA es sentirnos peor.

"Cuando criticamos, nos quejamos o juzgamos, estamos emitiendo una energía discordante. Esta energía, por la Ley de Atracción, será devuelta a nosotros pero multiplicada. Esto alimenta aquello de lo que nos quejamos y lo hacemos más grande"

Con la queja te conectas con campos de baja energía que te debilitan, te hacen vulnerable a enfermedades, conflictos sociales y carencias. Por el contrario si hablas de GRATITUD te conectas a campos de ALTA energía, en los niveles donde se desarrolla el poder personal.

Nuestra propuesta es simple

ABANDONAS LA QUEJA Y TE LLENAS DE GRATITUD.

… así que mantén una observación especial de tus pensamientos y palabras y cada vez que te descubras quejándote, expresa un agradecimiento a la vida, al trabajo, a la salud… o a cualquier cosa que puedas agradecer de corazón… siempre tendrás algo para agradecer. Cada vez que emitas una queja tendrás que volver a empezar la cuenta de los días desde uno.

Pensar una queja o crítica y no la digo, ¿También cuenta?

Por suerte NO. Sólo las palabras que salen de tu boca son las que cuentan en este caso.
Quienes lo han logrado reconocen que no es para nada fácil, pero después de las tres semanas, o más, que tardes en lograr la meta, dejas inclusive de criticar con la mente.

¡ Adelante !… acepta el reto… demuéstrate que SI puedes, y vive la GRATITUD como una experiencia que se "siente"… y asciende a un mayor nivel de conciencia y despertar, donde el panorama de la vida será más amplio y amable contigo.

No hace falta que te pongas una pulsera morada, utiliza una piedra en el bolsillo o algo sencillo. Lo importante es aprender a darnos cuenta que a veces nos quejamos. No hay que darle fuerza a esto, simplemente cambias la pulsera de brazo y YA. Lo importante es darnos cuenta, no culparnos. Y a comenzar de nuevo hasta llegar a los 21 días.

¿Por qué 21 días?

Los científicos dicen que toma 21 días crear un hábito. Nos tomará 21 días dejar el hábito de la queja y formar el nuevo habito de la GRATITUD.

"Quejarse no debe confundirse con la crítica constructiva a través de la cual le haces saber a alguien que ha cometido un error o que tiene alguna deficiencia de modo tal que pueda mejorar. Y abstenerse de quejarse no necesariamente significa soportar malas conductas o actitudes.

No hay nada de malo en decirle al mesero que tu sopa está fría y que necesita ser calentada; si te ciñes a los hechos, que son siempre neutrales. -¿Cómo te atreves a darme la sopa fría?- Eso es quejarse".

Tú y tu felicidad

La mayor felicidad del hombre es ser él su causante, gozando de aquello que él mismo ha adquirido.

 

IMMANUEL KANT

 

Recuerda que no puedes huir de ti mismo, pero sí cambiar de actitud, si piensas que, en otro lugar, con otra persona, en otras circunstancias, serías feliz; te equivocas, porque eres tú, y no las circunstancias, la verdadera causa de tu felicidad o de tu desgracia.

 

Querido lector, sé que, así de entrada, no se digiere bien esta reflexión y te encuentras molesto, e incluso enfadado, por esta afirmación que acabo de hacer tan rotunda de que «eres tú, y no las circunstancias, la verdadera causa de tu felicidad o de tu desgracia» y te comprendo, porque a mí me costó bastante tiempo tanto «masticarla» como «digerirla». Mira cómo «respiraba» un paciente cabreado: «A usted le daba yo a mi jefe, a mi suegra y a mi vecino de arriba que se cree Plácido Domingo y Paco de Lucía al mismo tiempo. En mis circunstancias, cualquiera estaría ya en un psiquiatra más loco que una tartana o en la cárcel por haber hecho una barbaridad".

Padres agradecidos, profesores motivados

Final de curso: agradece al profesor de tu hijo su trabajo

El año escolar se acaba. El período que comenzó en septiembre del año pasado toca su fin. Durante este intervalo de tiempo hemos tenido tiempo de ver cómo crecían, en todos los sentidos, nuestros hijos. Éstos ya no son los mismos que eran hace 10 meses. El colegio ha aportado su granito de arena y, concretamente, el trabajo que han hecho los profesores con ellos durante todo el año.

Todos sabemos por experiencia lo difícil que es educar a nuestros hijos. Respetar su personalidad mientras ponemos límites y normas, sacar lo mejor de sus virtudes y minimizar sus defectos, enseñarles los valores que creemos fundamentales, darles un ejemplo con impronta. Realmente todos reconocemos que la educación es más complicada de lo que creíamos en un principio.

Por eso nos parece justo agradecer a los profesores, ahora que acaba el curso, el trabajo que han hecho día a día con nuestros hijos. Es cierto que es su trabajo pero. ¿a ti no te gustaría que tu jefe o tu amigo o un familiar te agradeciera explícitamente el trabajo realizado que, además, te ha costado mucho esfuerzo y en el que has puesto mucha ilusión?

El profesor no solo trasmite conocimientos. Llega a ser un tutor, en todo el sentido de la palabra. Su labor formativa complementa nuestro trabajo como padres y, por más que ésta sea su obligación, creemos que su involucración muchas veces traspasa los límites de lo laboral. Muchos de ellos dejarán una profunda huella en nuestros hijos, incluso sin ser conscientes de ello: les abrirán los ojos, asentarán las bases de su personalidad, les animarán a volar.

Es fácil encontrar en nuestros colegios profesores como el que representa Robin Williams en la película "El club de los poetas muertos". Muchos más de los que sabemos reconocer. Cada uno con su aportación, con su estilo y con sus circunstancias inciden en nuestros hijos añadiendo valor a su moldeable personalidad.

Sabemos que habrá opiniones para todos los gustos pero. los que estamos contentos y satisfechos con la educación que han recibido nuestros hijos. ¿por qué no hacerlo saber?