Enseñanza-Aprendizaje entre el diálogo y la Aventura
 

Resumen


En la presente conferencia hemos visto las características principales en la relación entre Don Quijote y Sancho según aparecen en la obra de Cervantes.

En primer lugar se ha detallado la compleja relación de amistad que une a los dos personajes, cómo ésta crece y se consolida sobre la base de la confianza y el respeto mutuo a partir de un permanente diálogo.

Se ha desarrollado con particular detalle cómo los personajes son presentados; primero Don Quijote, con sus características personales y familiares, su locura, artífice y responsable de todo lo que sucedería en la obra; luego la del escudero de Don Quijote, que no de Sancho, figura que se describe, prepara, presenta y anticipa aún antes de que se le ponga un nombre y se lo materialice en personaje nominado.

A continuación se ha ahondado en la relación de enseñanza-aprendizaje que se establece entre los dos personajes, relación que se ha considerado un elemento central para la lectura y comprensión de la obra; se ha visto cómo esta relación de enseñanza-aprendizaje entre Don Quijote y Sancho se presenta en forma de lecciones, consejos, comentarios aleccionadores, que despiertan una fe ciega del escudero para con su amo, pero, a la vez, una paulatina admiración de éste por aquél, por su permanente pero constante ganancia en sabiduría y madurez.

Se ha descrito cómo el proceso de enseñanza-aprendizaje no descansa en un acuerdo incondicional entre Don Quijote y Sancho, sino que debe su relevancia e importancia en la obra como recurso literario, justamente, a los altibajos por los que atraviesa, de enfrentamiento, disgustos, desacuerdo y confrontación, que no hacen mermarlo ni retrasarlo, sino que lo consolidan gradualmente y, junto con él, la relación de cariño y afecto entre los personajes.

Se ha explicado luego en qué consiste ese proceso de enseñanza-aprendizaje, su complejidad como camino largo y difícil, sinuoso y complejo; en esta explicación se ha visto cómo, en un momento dado, Sancho da lecciones vitales a Don Quijote y crece hasta convertirse en sabio en un proceso por el cual ha aprendido de su señor los valores superiores del ser humano, los que le hacen consciente de su dignidad como persona individual y colectiva.

Idea Clave 1
En ese principio de la verdad/palabra o de la palabra/verdad reside el hecho mismo de ser hombre

Idea Clave 2
El diálogo entre amo y escudero es tan intenso que hace que Sancho tome parte en la “locura” de Don Quijote. El horizonte se amplía para ambos.

Idea Clave 3
Era absolutamente necesario e imprescindible para el hombre Miguel de Cervantes hacer loco, claramente loco, a Don Quijote -el responsable de todo lo que va a acontecer en la obra- para poder así expresarse con total libertad y sin miedo a nada ni a nadie.

Idea Clave 4
Cervantes sabe muy bien que su héroe tiene que ser un hombre de espíritu libre, consciente y seguro de sí mismo, símbolo de la dignidad humana y dueño absoluto de sus actos, así como responsable de los mismos, y defensor a ultranza de esa dignidad y de la justicia que en ella tiene su fundamento.

Idea Clave 5
Todas estas características conforman la complejidad del personaje creado por Cervantes; lo cual hace que se despierten en él el deseo de cambiar la vida tediosa que llevaba en su aldea. Lleno su espíritu y su corazón de todas aquellas fantasías caballerescas, decide cambiar su destino: su vida se vuelve dinámica y comienza la acción, la aventura; y, con ella su inmortalidad.

Idea Clave 6
Cervantes nos va presentando, a través de las intenciones de DQ, las condiciones que debe tener -y que él exige de- la persona que va a ser su escudero, antes de que sepamos quién va a ser el elegido.

Idea Clave 7
Ya desde el principio Don Quijote da a su escudero una maravillosa lección, que consideramos básica para el posterior desarrollo de la persona y necesaria para cualquier aprendizaje: la confianza en uno mismo y la seguridad, sin vanagloria pero sin menosvalorarse.

Idea Clave 8
La fe y confianza, aunque con altibajos, permanecen inquebrantables a lo largo de la obra; y aparece explícita en varias ocasiones también a lo largo de la misma.

Idea Clave 9
Esta confianza de Sancho en su amo tiene su correspondencia en el respeto que Don Quijote demuestra por su escudero ya desde el principio.

Idea Clave 10
Es esta relación de mutua correspondencia y respeto lo que hace que se vaya afianzando cada vez más, y más profundamente, esa amistad cuasi hipostática entre esas dos "almas gemelas" que son Don Quijote y Sancho.

Idea Clave 11
Los insultos, las reprimendas y las acusaciones de todo tipo que DQ le hace a S no atentan con el profundo afecto y cariño que DQ tiene por su escudero.

Idea Clave 12
Al final de la primera parte, mientras todos están fingiendo y recurren, arteramente, a su misma "locura" para conseguir reducir a Don Quijote, sólo Sancho conserva efectivamente, en medio de su confusión, "su mesmo juicio".

Idea Clave 13
La sencillez y hasta la aparente simpleza con que se nos presenta a Sancho Panza no está reñida con la personalidad que, junto al profundo respeto que siente por su señor, irradia el personaje creado por Cervantes, una personalidad que se va forjando y manifestando, fuerte y segura de sí misma, en cuantas ocasiones se le presentan.

Idea Clave 14
La idea de la dignidad de ser, antes que otra cosa, un ser humano es la idea a la que se subordina cualquier otra dignidad: todo lo que en la vida nos acompaña como personas será siempre una máscara que nos ponemos para actuar disfrazados desempeñando el papel que nos ha correspondido en el gran teatro de la vida.

Idea Clave 15
La enseñanza es un camino de paciencia, un proceso largo, tan largo que dura toda la vida.

Idea Clave 16
La lección que Cervantes nos da es que -como dice el refrán español- "a todo hay quien gane"; que el educador, y precisamente el que se supone que es más sabio, ha de tener mucho tacto a la hora de corregir, especialmente de forma oral, a los alumnos para no herir su sensibilidad.

Idea Clave 17
Esa aventura es permanente y no únicamente exterior, sino que es vivida esencialmente en su interior: sale de sí mismo a través de la imaginación creadora; con ella consigue ennoblecer la realidad, creando así una realidad mágica, "convertir lo doméstico en épico".

Idea Clave 18
Cervantes muestra, como en tantas otras ocasiones, cuál debe ser el móvil de nuestros actos, y especialmente los relativos a la enseñanza y al comportamiento de nuestra vida en relación con los demás: el amor.

Idea Clave 19
Difícilmente se encontrará en literatura un ejemplo como éste en que la dignidad del ser humano resplandezca como aquí, y en labios de un pobre hombre del pueblo, que ni siquiera sabe leer ni escribir. Un hombre iletrado, "zafio", del pueblo bajo; pero un hombre sabio del pueblo sabio.

Idea Clave 20
Si hay algún libro escrito que defienda la dignidad del ser humano, y valore por encima de cualquier otro el valor supremo de ser hombre, a lo que todo lo demás queda subordinado, ése es El Quijote.

Idea Clave 21
Cervantes conoce muy bien el valor de la crítica, y la usa con la más refinada ironía y siempre con una enorme dosis de respeto por las personas, pero sin concesiones a la estupidez, el fanatismo, la hipocresía, la necedad, o la soberbia que nace de la ignorancia y que pretende convertir la mentira en verdad; ni menos aún al cohecho.

Idea Clave 22
El escudero ha aprendido de su señor a valorar, por encima de las cosas materiales y concretas, los valores superiores del ser humano, los que le hacen consciente de su dignidad como persona individual y colectiva, del buen gobierno de la humanidad y lo que esto lleva aparejado (a lo que tantas veces alude).

Idea Clave 23
Esa amistad va a ir profundizándose cada vez más sobre todo mediante un diálogo que se derrama morosamente y amorosamente por toda la segunda parte, diálogo de una profundidad ética y vitalista, no superado, a mi parecer, en literatura, que nace de -y a la vez regenera- una convivencia que transcurre con toda la humanidad a cuestas.

Idea Clave 24
Podemos afirmar que Sancho es un excelente discípulo y que ha aprendido perfectamente las enseñanzas de su amo.

Idea Clave 25
Cervantes aprovecha estos momentos para insistir -resaltándolos- en los principios éticos que han guiado la conducta de sus protagonistas y para poner en boca de Don Quijote sus más profundos pensamientos sobre la dignidad del ser humano y la rectitud de sus actos.

Idea Clave 26
La personalidad de Sancho se va a ir consolidando cada vez más hasta decidir, en ocasiones, por sí mismo. De tal modo que Sancho, sin dejar de ser escudero y discente, va a ser ante todo compañero, y compañero exigente.

Idea Clave 27
Cervantes penetra en la psicología del personaje y, a través del buril finísimo de su palabra, nos va iluminando hasta los más oscuros y misteriosos recovecos del ser humano.

Idea Clave 28
Don Quijote se da cuenta de lo mucho que su escudero ha avanzado en sus conocimientos y en su capacidad de reflexión, como norma fundamental para su formación.

Idea Clave 29
Toda la segunda parte es un precioso monumento literario en homenaje -y en busca y defensa- de la dignidad humana y de exaltación de su natural bondad. Una aventura en la que están ya embarcados por igual Don Quijote y Sancho, en busca de su propia realización personal, y tratando de imponer la justicia en un mundo azotado por su propia desventura.

Miguel José Pérez

Profesor emérito Universidad Complutense de Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s