Todos los problemas de la humanidad proceden de la incapacidad del hombre para permanecer sentado, en silencio, a solas en una habitación.

 

BLAISE PASCAL

 

Reserva cada día y en todos los días de tu vida un tiempo para el silencio, para estar a solas contigo mismo, para escuchar tus anhelos, para hacerte reconvencíones, para perdonarte, darte paz y sentirte en tu íntima plenitud interior. Como buen aprendiz de sabio ya has experimentado que la serenidad de los sentidos, ?a creatividad y los contenidos del espíritu se activan y potencian en el silencio y en la soledad fecunda. Todos abrevan en la misma fuente de energía vital que es la paz interior.

 

Me vienen a la memoria los inmortales versos de fray Luis de León, en su Vida retirada:

 

¡Qué descansada vida la del que huye del mundanal ruido, y sigue la escondida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s