El coraje piensa en el destino y no en nada de lo que hay de por medio.

Es la fuerza que hay detrás de cada movimiento de una voluntad decidida y por esto el fracaso está lejos de esta virtud. Coraje es cuando tal vez no puede ver y por esto no se detiene.

El coraje crece junto a la vida.

También es la cualidad de un niño que no sabe de desafíos y de un adulto que no conoce el poder del reto.

Coraje es dar un paso hacia un área difícil sin tener una solución en mente pero sintiendo que la victoria está delante. Sabiendo que Dios tiene su mano extendida para tirar de la suya.

Coraje es decir lo que uno piensa, sin diluirlo, sin desear la aprobación de los demás, sabiendo que un ideal profundamente elaborado es lo suficiente fuerte como para resistir la oposición. Y, si es derrumbado, el coraje no sabe de culpar sino reconstruir aún más firme.

Hay algo que conmueve en una persona con coraje y es que aunque todo esté en contra de ella sabe que saldrá victoriosa, porque tiene la fortaleza de la calidad contra la debilidad de la cantidad y hacen más; no hacen promesas porque con su coraje saben que junto a una meta ha de haber una mente inteligente que pueda.

El coraje es audacia pero siempre con cuidado.

 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s