Las personas buscan acercarse y unirse a otras personas que apoyen sus ideas, para fortalecerse y avanzar en sus objetivos. En algunos casos, estos grupos estimulan y facilitan transformaciones sociales positivas, que derivan luego en nuevas -e innovadoras- instituciones, negocios, o industrias. Pero en otros casos, producen marginación con altísimos costos sociales. ¿Cómo convivir entonces con este fenómeno?

La existencia del fanatismo, racismo, fascismo (y cualquier otro "ismo") cuestiona nuestra visión de la competencia. Si creemos que el mundo se divide en ganadores y perdedores… ¿por qué habría de extrañarnos que existan grupos que niegan al otro?

Para transformar nuestra consciencia, podemos comenzar por reconocer los "ismos" (propios y ajenos) que nos dividen y enfrentan. Podríamos también formar grupos, crear organizaciones, y fundar instituciones, donde la colaboración y la necesidad del otro, fuesen parte fundamental de todas las políticas y prácticas.

¿Qué "ismos" reconoces en tí?

¿Cómo mejorarías tu convivencia?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s