Muchos consideran las relaciones humanas en términos de causa y efecto: una persona hace algo que lleva a otra, a su vez, a hacer algo. Por ejemplo, muchas personas piensan que "otras" son las responsables de sus problemas, o sienten que "alguien" hace tal o cual cosa para controlar sus vidas.

Una mejor manera de ver las relaciones humanas es pensar en múltiples causalidades, o pensar "sistémicamente". Se trata de reconocer que no sólo el comportamiento de A determina el comportamiento de B, sino que la afirmación inversa también es cierta. Y que, además, el comportamiento de B está influenciado por múltiples causas.

La gente a menudo experimenta una pauta de comportamiento cíclica: cuando una parte actúa, desencadena acciones reactivas en la otra… y esto se produce una y otra vez, creándose un "círculo vicioso". Muchas personas suelen quedar atrapadas en ellos con demasiada frecuencia. Una vez iniciados, es muy difícil ponerles fin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s