En realidad, la mente como una entidad no existe. Si observamos solo existe un flujo de conocimientos, una sucesión de pensamientos. Estos pensamientos surgen como burbujas salidas se ninguna parte. Algunos nos resultan agradables y algunos desagradables.

Estos pensamientos que entran en nuestras cabezas afectan a nuestros estados de ánimo, puesto que lo que decimos y hacemos habitualmente surge de los que estamos sintiendo, también afectan a nuestras acciones y reacciones hacia los demás. Por consiguiente, nuestros pensamientos nos manipulan como a títeres.

Al recordar viejas ofensas sentimos aparecer la misma ira antigua, como si todo estuviese sucediendo nuevamente. Nuestros pensamientos nos impulsan: vamos arriba y abajo, damos vueltas y vueltas, nos bloqueamos, tomamos decisiones, etc.

Puesto que el sentimiento que sigue al pensamiento puede hacernos sentir cualquier emoción (desde feliz, satisfecho o eufórico, a deprimido, desesperado o paranoico); gestionar racionalmente estas emociones puede ser de gran utilidad para nosotros.

La mayor contribución reciente de la psicología a la felicidad humana ha sido la Inteligencia Emocional: el único método para superar el dominio absoluto que nuestro proceso de "pensamiento/sentimiento/acción" tiene sobre nuestra experiencia y nuestra manera de estar en el mundo.

Darse cuenta de que uno es el pensador de pensamientos mas que los pensamientos mismos, es tremendamente liberador. Uno consigue comprender que no tiene que ser perturbado por ninguna película de desastres que se proyecta en la pantalla de la mente, por recuerdos del pasado cargados de melancolía o fantasías del futuro preñadas de fatalidad.

La Inteligencia Emocional nos permite ver lo que es real más claramente, sin ser perturbados por lo que nos dicen nuestras mentes acerca de lo que podría o debería suceder.

Pues nuestras mentes nunca están en el aquí y ahora, sino que se hallan detenidas en el pasado o en el futuro. Tal vez lo más importante que la Inteligencia Emocional hace por nosotros es incrementar nuestra capacidad para vivir en el momento presente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s